Crítica: El mayordomo

Cartel de El MayordomoEl campo de algodón se muestra arrogante. Masa verde y blanca en el llano que domina el horizonte. En sus surcos, familias enteras de negros, hombres, mujeres y niños; sonámbulos agonizantes aplastados por la mano de los opresores blancos. Pocas son las miradas que se alzan al amo como examen de reclamo. El padre de Cecil Gaines (Forest Whitaker) lo hace. El drama que ya existía se fortalece y agita. Cecil abandona la plantación para vivir a la voluntad de su destino. Crítica de la última película de Lee Daniels, “El Mayordomo”.

Daniels ha capturado esta historia entregándonos una mirada a la vida de un mayordomo de la Casa Blanca durante la práctica de ocho legislaturas (1952-1986), periodo que le permitió ser testigo directo de la historia política y racial de los Estados Unidos y envejecer con el recuerdo vivo.

Con guión de Lee Daniels y Danny Strong, en “El Mayordomo” la síntesis del corazón de la historia empieza  a tomar forma enseguida, desde los primeros fotogramas viviremos amor, dolor, lágrimas y los momentos más fríos y tristes de unos personajes que se nos muestran para ser amados. Realizaremos con ellos un viaje a la libertad con su orgullo como único sostén, en un mundo que les oprime y esclaviza. Llevada con buena mano por el director americano nos consideraremos testigos de una radiografía de su país en el siglo XX. Con situaciones bastante complejas, lo cual es necesario para poder ir acomodando las ideas que el argumento encierra.

Imagen de El mayordomoAl principio el tono visual elegido en “El Mayordomo” puede resultar apagado, pero con el paso de los minutos y la acertada y elegante puesta en escena nos sentimos absolutamente cómodos. Estupenda fotografía de  Andrew Dunn, si bien el atractivo principal del filme es el factor relato, explicado a la perfección, también la cinta es rica en conceptos tales como recreación y vestuario que destaca en todos sus aspectos, combinando todas estas cualidades para arrojar como resultado una película emotiva y reflexiva. Lee Daniels dirige con gran estilo tanto en las escenas dramáticas como en las más aceleradas y festivas y si quizás el carácter histórico para algunos espectadores quede un tanto confuso, pocos serán los que se muestren en desacuerdo con mi afirmación de que es una buena película.

 Forest Whitaker está soberbio en el papel del sufrido Cecil y está respaldado por unos actores de reparto excelentes, entre los que destacan, Oprah Winfrey, John Cusack, Jane Fonda, Cuba Gooding Jr, Terrence Howard, Lenny Kravitz, James Marsden, David Oyelowo, Vanessa Redgrave, Alan Rickman, Liev Schreiber, Robin Williams, Clarence Williams III, David Banner, Michael Rainey Jr, Alex Pettyfer, Mariah Carey y Nelsan Ellis.

Me gusta y me parece muy atinada la música de Rodrigo Leão : desconfianza y angustia, notas que ciñen las turbadas condiciones que dan vida “El Mayordomo”. 

 

Anuncios

Crítica: Dead Man Down – La venganza del hombre muerto

Dean Man Down - La venganza del hombre muertoLa etapa cinematográfica en la carrera de Niels Arden Oplev puede abarcar desde el año 1996, momento en el que con su primera película “Portland” llega al Festival de Berlín hasta lo último que pudimos ver del director danés “Milennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres”. Ahora nos encontramos con este nuevo largometraje “Dead Man Down – La venganza del hombre muerto”, que no cumple con las expectativas.
La sinopsis que la productora ofrece dice que Víctor (Colin Farrell) es la mano derecha de Alphonse, un mafioso neoyorquino que vive bajo la amenaza de un asesino que está matando a todos los miembros de su banda. Víctor conoce a Beatrice (Noomi Rapace), una mujer misteriosa que vive enfrente de su edificio y por la que empieza a sentirse atraído. Pronto descubre que la mujer ha sido víctima de un crimen y busca venganza. Pero ella también descubre que Víctor pretende vengar la muerte de su mujer y de su hija. Estos dos seres heridos y obsesionados llevarán a cabo juntos un oscuro y violento plan de venganza.

Me parece increíble y a la vez lógico. No sé por dónde empezar a comentar esta película. No puedo evitar catalogarla como una oportunidad perdida. Realmente en la historia merodea el drama de principio a fin, es un drama de especulación y por otro lado la acción es el central puntal del entramado. Con la mezcla de ambas podría haber funcionado mucho más el conjunto pero, sin embargo, no acaba de centrarse y todo lo pasa muy desbaratado.

Imagen de Dead Man DownDead Man Down – La venganza del hombre muerto”  podría haber sido una película de acción con bastante carne narrativa y ha sido malbaratada por culpa de su director Niels Arden Oplev, más atento al impacto visual que a la lógica de la historia, más empeñado en no mostrar que en hacer visible y dado que la invisibilidad es una de las particularidades de la película, es mejor olvidarse de muchos pequeños aspectos centrales en la configuración  y constatar que lo peor es que no acierta en ningún momento  a ofrecer es el tema bien enhebrado ni un coherente  retrato de los personajes, de su evolución y, sobre todo, la fuerza de sus motivaciones, esto hace que las interpretaciones de Colin Farrell y Noomi Rapace sean planas y resulten totalmente epidérmicas, nunca pude ver a Farrell tan incapaz de ofrecer un personaje con sensatez. Noomi Rapace, en un trabajo que no debería ser complicado, se pierde,  no se encuentra en la piel de  la triste Beatrice. Lo único que me gusta de la película es  Isabelle Huppert, corta pero acertada su intervención como la madre de Beatrice. Terrence Howard, Dominic Cooper, Luis Da Silva Jr., Stu Bennett, Franky G, Declan Mulvey, John Cenatiempo, Roy James Wilson, Myles Humphus, Stephen Hill, Aaron Vexler, James Biberi . Intentan sacar lo mejor de cada uno en sus interpretaciones.

Dead Man Down – La venganza del hombre muerto” lastra sus esporádicos aciertos con el peso de lo malogrado. Si fuese una película sin más…pues nada. Pero es que es un producto que se vende como bueno.

La verdad es que llevo un mes de grandes decepciones en el cine, mucho tiempo esperando películas que crees maravillosas y encuentras que no son nada más que una vacía representación de la nada.

A %d blogueros les gusta esto: