Crítica: El vuelo

Cartel de El vueloDespués de que en 2009 con “Cuento de Navidad” sacara a la luz el lado tierno de la vida, esta humilde mujer que les escribe pensaba que Robert Zemeckis,  se había tomado un tiempo sabático, sin embargo aquí le  tenemos en 2013 con un discurso cerrado de denuncia social. Crítica de la película “El vuelo”.

Así nos muestra la sinopsis: Tras un aterrizaje de emergencia gracias al cual salvan la vida un centenar de pasajeros, el capitán Whip Whitaker (Denzel Washington), que pilotaba el avión, es agasajado como un héroe nacional. Sin embargo, cuando se pone en marcha la investigación para determinar las causas de la avería, se descubre que, probablemente, fue precisamente el piloto quien puso en peligro la vida de los pasajeros debido a su alcoholismo.

El punto de partida es inmejorable. Robert Zemeckis inserta con acierto durante los primeros minutos de la película unas sobrecogedoras dosis de acción escalofriante y después de los momentos más puramente representativos, la cinta eleva su nivel de drama e intriga para establecerse de esa manera hasta el final.

Mucho se ha dicho sobre si es preferible un buen personaje o una buena historia, pero en casos como “El Vuelo” se demuestra que poco puede hacer un buen personaje si se le introduce en medio de un guión, como el de John Gatins, flojo e incapaz de resolver los problemas con un mínimo de soltura. En esta ocasión, para nuestra suerte el realizador pone en imágenes una historia incómoda y absorbente y una intriga preñada de muerte y culpa, todo a bordo de un vuelo desventurado, con instantes que a ratos toman modos de cine de suspense pero con un personaje real de hoy o de cualquier día. Nos hablan de la culpa y  de la pérdida, pero también nos hablan del remordimiento, de la empatía y de la angustia. Imagen de El vuelo“El Vuelo” es una película dura pero rigurosa y sin aderezos sentimentaloides, nos muestra eso que está oculto, que se encubre pero no puede esconderse: el alcoholismo. Robert Zemeckis desnuda el núcleo de la historia y prescinde de elementos menores  pero a cambio conserva esa parte que hace de “El Vuelo” una película singular,  sin mostrar claramente las múltiples formas que puede adoptar una adicción.

Los aspectos técnicos son correctos, destacando la elegante fotografía. La ambientación, bastante conseguida. Zemeckis acude a tomas angulosas y primeros planos de Washington para conseguir unos fotogramas perfectos, la dirección es correcta, con una buena puesta en escena, un gran dominio de los encuadres y un gran trabajo de interpretación de  actores. El reparto supera, en términos generales, la corrección, consiguiendo hacer disfrutar con unas interpretaciones que se tornan igualadas, destacan entre éstos Denzel Washington, siempre brillante y natural en escena, Don Cheadle que compone un secundario mordaz e intenso, y Bruce Greenwood, sin correr ningún riesgo y situando su personaje donde debe estar.

En fin, película agradable, sincera, siempre teniendo en cuenta que ofrece lo que promete.

Anuncios

Cuento de Navidad

Nadie nunca podrá igualar al escribir una historia que plasme la dulzura de la Navidad a Charles Dickens, su “Cuento de Navidad” ha sido muchas veces llevado al cine, con imágenes reales o animación. Antes de despedir 2009, comentamos la estrenada por Robert Zemeckis en el mes de noviembre.

Es un fiel retrato cinematográfico del cuento, Ebenezer Scrooge es un viejo, rico y avaro, de la Inglaterra victoriana, que odia la Navidad hasta tal grado que obliga a su empleado, Bob Crachit, a trabajar hasta altas horas en la noche previa. En la víspera de Navidad es visitado por el espíritu de su antiguo socio, Jacob Marley, quien le anuncia la visita de tres fantasmas. Estos espíritus son los que van a mostrarle sus Navidades pasadas (donde disfrutaba de la fiesta en su juventud y la cual recordaba con gusto), la presente (donde ve como todos sus conocidos la disfrutan aun en sus carencias y donde descubre que, a pesar de su carácter, es apreciado) y las futuras (que serán para él muy tristes, sin saber si lo que ve es lo que va a pasar o lo que podría suceder). El protagonista principal es Jim Carrey que se mete en la piel de múltiples personajes, incluyendo el personaje de Ebenezer Scrooge, tanto en su juventud como en su edad adulta y en la vejez, así como los tres fantasmas que le atormentan.

A este director lo descubrí en el año 1985 con su película “Tras el corazón verde”, recuerdo que la vimos en casa, en cinta de vídeo, toda la familia, y como siempre, cuando compartimos las vivencias, se quedan ahí aparcadas en un lugar del corazón, particularmente a mi madre le gusto muchísimo, no sé si es por eso, que este director está dentro de mis preferidos. Después llegó “Regreso al Futuro” y la cumbre la alcanzó con “Forrest Gump”, con la que ganó Oscars y Globo de oro.

En “Cuento de Navidad” se engrandece si cabe su hábil destreza al hacer cine, demuestra  la experiencia que tiene con el stop motion. Plasma perfectamente todo el sentimiento de la novela y nosotros recogemos el mensaje, en estos días… “que los más desfavorecidos tengan un techo y un trozo de pan”.

A %d blogueros les gusta esto: