Feliz Navidad y Próspero 2019

Una nube, una ventana y, mientras miro, un recuerdo regresa en volandas hasta mis manos, sigue y seguirá aunque yo no esté en Montoro ni Montoro esté conmigo… Era un 23 de diciembre, mi padre había llegado cansado del trabajo pero mi hermano, mi madre y yo teníamos entre las pestañas  la imagen de la cartelera que el cine Pérez había colocado en la Plaza del Charco. Proyectaban “Esplendor en la hierba”, de Elia Kazan. Se lo dijimos a mi padre y se le llenaron los ojos de estrellas, le gustaba tanto el cine… Fuimos los cuatro. Nos encantó.  Qué guapa Natalie Wood y Warren Beatty todo un galán. Qué bonita historia dramática. Fue la primera película que me dejaron ver sin ser autorizada a menores. Después de la sesión de cine, pasamos por casa de mis tíos a felicitar las fiestas. Un día después sería Nochebuena, un día maravilloso que anunciaba otro día no menos entrañable: La Navidad.

Guiada por aquel resplandor, por el poema de William Wordsworth que Natalie Wood recita en la película y por la costumbre del puro cine que en mí vive, les deseo una Feliz Navidad y un magnífico 2019, amigos cinéfilos.

Sigamos amando el cine…

“Aunque mis ojos ya no
puedan ver ese puro destello
Que en mi juventud me deslumbraba

Aunque nada pueda hacer
volver la hora del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores,
no debemos afligirnos
porque la belleza subsiste siempre en el recuerdo.”

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: