Crítica: Gett – El divorcio de Viviane Amsalem

Gett El divorcio de Viviane AmsalemLos hermanos Ronit Elkabetz y Shlomi Elkabetz son dos jóvenes actores y directores de cine israelíes que ya citaron a su personaje Viviane Amsalem en el año 2004 con “A tomar mujer” y  “Los 7 Días“, en 2008, películas dedicadas totalmente a la figura de la mujer en su país. Una vez más el rostro habitual en su filmografía no podía faltar a esta convocatoria. Crítica de la película “Gett: El divorcio de Viviane Amsalem”.

En esta ocasión Viviane Amsalem (Ronit Elkabetz) ya hace años que está separada de Elisha, (Simon Abkarian) su marido, y ahora quiere un divorcio legal para no convertirse en una marginada social. Los matrimonios civiles todavía no existen en Israel, tan solo manda la ley religiosa, que estipula que únicamente el marido puede conceder el divorcio. Sin embargo, Elisha no está dispuesto a aceptarlo. Viviane tendrá que luchar ante el Tribunal Rabínico para lograr lo que ella considera un derecho. Así se verá inmersa en un proceso de varios años en el que la tragedia competirá con lo absurdo y absolutamente todo se pondrá en tela de juicio.

Con guion de Ronit Elkabetz y Shlomi Elkabetz nos llega esta historia desgarradora, una muestra máxima de una ferocidad que ofende amargamente, un discurso cierto reivindicando la primacía de la inteligencia sobre la postergación de la libertad y el panorama de las violaciones de derechos humanos que sufren las mujeres israelíes.

Imagen de Gett“Gett: El divorcio de Viviane Amsalem” es el poder patriarcal y la opresión hacia las mujeres,  unos golpeadores con distinción religiosa o política. Conteniendo esencias celadas, lo que no se dice, lo nunca mencionado, lo que la fría imagen nos entrega es la propiedad de esta acusación, de este valiente relato que quiere mostrar la  angustia y la desesperación ante la irreverente cadena en el cuello con la que se domina a la mujer, a los hijos y desde ahí a toda una sociedad. Todos los posibles rasgos de este personaje, las vehementes opresiones que sufre, seducen e irritan al espectador, porque contiene “Gett: El divorcio de Viviane Amsalem” un precio tan intenso, terrible y cruel que resulta imposible circular por su recorrido sin implicación o complicidad.

Por supuesto, el trabajo de sus actores es una de las bazas seguras para el buen desarrollo de la historia, no hay nadie que esté fuera de lugar, desde Ronit Elkabetz, que sabe dar a su personaje con un simple pestañeo, con una mirada firme, todo el encanto que le exige, a Simon Abkarian, Gabi Amrani, Dalia Beger, Shmil Ben Ari, Abraham Celektar, Rami Danon, Sasson Gabai, Eli Gornstein, Evelin Hagoel, Albert Iluz, Keren Mor, Menashe Noy, David Ohayon y Roberto Pollak que trabajan metidos de lleno para lograr un resultado excelente, dominado por la calidad fotográfica de la francesa Jeanne Lapoirie. Una película que nadie debería perderse por todo cuanto encierra.

En una reciente entrevista a Shlomi Elkabetz dijo: “Soy humanista y no estoy de acuerdo con lo que se está haciendo; creo que hay que bucear más profundo. Yo amo a mi país, pero lo critico y sé que soy parte de algo terrible que está pasando. Ojalá todo esto termine pronto”.

Anuncios

One Response to Crítica: Gett – El divorcio de Viviane Amsalem

  1. Muy buenas película, esta es la prueba de que existe el buen cine independiente.
    Muy profunda y bien hecha, cinematograficamente genial, le doy un 9

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: