Crítica: Somos gente honrada

Somos gente honrada“Somos gente honrada”, el nuevo trabajo del director gallego Alejandro Marzoa, es una película que expresa y narra una historia sencilla de personajes cercanos con todas las cualidades humanas más contradictorias.

El guion de Miguel Ángel Blanca, Juan Cruz y Alejandro Mendoza muestra los problemas de esta época. Suso (Paco Tous) y Manuel (Miguel de Lira) son dos padres de familia y amigos de toda la vida, uno empresario de la construcción, el otro kiosquero. Cumplidos los cincuenta años, se quedan sin trabajo. Cuando la situación es ya insostenible, se produce un hecho insólito: un día, mientras están pescando, encuentran un paquete con diez kilos de cocaína.

De aquí parte la historia de la que el director hace brotar el humor, un humor sin rigor ni saña ni apenas crítica pero combativo a su modo. Humorismo suave, tierno y emocionado, a la vez que amargo, retomando el drama sin traicionar la obra Alejandro Marzoa. Aborda la realidad enfrentando a los protagonistas a la vida y a la lucha por ella porque, a pesar de tener puntos cómicos, “Somos gente honrada” es una película dramática, un film duro que se mueve recreando la crisis que vive actualmente España, un cinta que termina por convertirse en una larga función de miserias, conmoviéndonos entre personajes muy bien construidos. Es una película de gran sencillez y ni más ni menos real que la vida misma.
El cine debe imitar la vida y Alejandro Marzoa se dedica a narrárnosla, manteniendo el espíritu frustrante y verídico de los personajes que recrea. El acierto con sus dos actores principales es máximo, a rachas, a chispazos. A golpe de humanidad: acierta. El paro en todas sus realidades, la necesidad creada, la injusticia, incluso los sueños compensadores… Marzoa está aquí de frente a la actualidad y esto ya es dramático. El espectador se sorprende al descubrir gran parte de él mismo en estos hechos pretendidamente ínfimos.

Imagen de Somos gente honrada “Somos gente honrada” es una película honesta y humilde, muestra la fragilidad de las sensaciones e historias de cada personaje a través de su rostro. Los protagonistas están encarnados por unos actores que están más allá del elogio, no solo logran permanecer perfectos en sus respectivos papeles, sino que consiguen hacer que la amistad de los protagonistas sea absolutamente creíble. Gracias a una química especial y a una compenetración fabulosa la pareja nos lleva por momentos duros, tensos y humanos que se adentran en el corazón. Emociones amargas y tristes pero también llenas de satisfacción porque sabemos que contemplamos algo auténtico.

A Paco Tous le van bien este tipo de trabajos, en los que tiene que encarnar a un hombre sencillo y normal, cuya vida personal es un drama en sí mismo. La fuerza de interpretación que nos regala este actor es la clave de que todo el reparto funcione perfectamente, lo que para mí se convierte en un verdadero desafío. Miguel de Lira como principal actor junto a Tous hace también un trabajo sobresaliente. Marisol Membrillo, Antonio Durán, Unax Ugalde, Manuel Lozano y Manuela Vellés les dan a sus personajes la comunicación y el perfil necesario para que nos resulten cercanos.
“Somos gente honrada”, seres perdidos en un mundo imprevisto, en el que todo se torna confuso y dañino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: