Crítica: La trama


Cartel de La tramaLa ambición es la peor de las enfermedades posibles, un mal crónico e hiriente incapaz de desechar su egoísmo. La ambición dormita en la retaguardia de los estamentos agazapada en la espalda del misterio. Nadie está a salvo de su mano negra, nadie está a salvo de su poder dictador y despreciable, ni siquiera aquellos que comparten sus ideologías.
“La trama”, de Allen Hughes, es la configuración de un segmento desvergonzado: la corrupción política. Tal real como la vida misma.

El argumento está situado en la ciudad de Nueva York. La película comienza con el policía Billy Taggart (Mark Wahlberg) que, después de abandonar la Policía por matar por venganza a un chaval que ha violado y matado a una chica, es obligado a retirarse del cuerpo. Pasan siete años y Taggart trabaja como detective privado. Un día recibe la llamada del alcalde Hosteler con el que llega a algunos acuerdos, el mayor y más sorprendente: que investigue a su propia mujer (Catherine Zeta-Jones), pues sospecha que le es infiel. Inmediatamente después de confirmar estas sospechas, el amante de la esposa del político es hallado muerto. Taggart, entonces, decide proseguir la investigación. La perseverancia del joven va despejando el camino de un caso que acaba siendo más complicado de lo que parecía

Los personajes y la historia que contiene “La trama” no son ajenos a las influencias del entorno, aunque diciendo la verdad, en este momento, la realidad supera a la ficción.

La película sigue paso a paso la dirección de Allen Hughes, -que por primera vez trabaja sin la colaboración de su hermano gemelo Robert Hughes-, logrando captar el aspecto roñoso de las grutas del poder político. Hombres injustos e insolidarios que cambian los designios del destino de otros. Al realizador no le interesa la vertiente espectacular y sórdida del género sino usar sus premisas como medio para subrayar o aislar reflexiones y emociones comunes.

Este nuevo trabajo del joven director americano no presenta ningún resquicio de innovación, habla sin embargo de un tema de rigurosa actualidad logrando una película que sin sorprender, nos entretiene salpicando su arte.

Basándose en el guion convencional de Brian Tucker, con instrucciones precisas para rodar escenas muy cortas, Hughes maneja correctamente las escenas tensión y menos hábilmente el desarrollo de personajes, no consiguiendo alcanzar la intensidad dramática que pretende y permitiéndose el error de esquivar lo que se espera de ella. Nos gustaría saber más de algunos de ellos, viven momentos cruciales en sus vidas pero no los conocemos por dentro. Aunque con todas sus debilidades si miramos el conjunto, la película logra salir airosa, lo que es un mérito, pues como ya he dicho no nos muestra nada nuevo. Simple pero eficaz. Si le añadimos una ambientación acertada y una banda sonora bastante buena de Joseph S. DeBiasi y Seanson Kent, el espectador queda conquistado a la espera del siguiente movimiento.

“La trama” cuenta con un reparto que maneja con criterio los elementos dentro del contexto del thriller. Mark Wahlberg interpreta al policía detective, dotando a su personaje de una dureza y sequedad realmente apabullantes y muestra su faceta actoral en todo su esplendor en su mejor interpretación. Russell Crowe y Catherine Zeta-Jones, en su papel de matrimonio mal avenido, no se dedican ni una sonrisa, hay tensión entre los dos, y a la hora de competir son una roca, sin una simple fractura ante la desdicha. Todos los actores realizan un formidable trabajo.

La que posiblemente sea la obra más indecisa en la filmografía de Hughes, sin embargo, deja entrever su habilidad para equilibrar la intriga, aunque él mismo haya dado piezas más contundentes en este registro.

Sam Rockwell

Sam Rockwell

Sam Rockwell

Sam Rockwell nació el 5 de noviembre de 1968 en Daily City, en California (EE.UU.).

Ficha en IMDB: http://www.imdb.es/name/nm0005377/

Sus películas en Comentamos cine:

Crítica: El vicio del poder (2018)

Crítica: Tres anuncios en las afueras (2017)

Crítica: Siete Psicópatas (2012)

Crítica: Cowboys y Aliens ( 2011)

Crítica: Conviction (2010 )

 

Crítica: Bestias del sur salvaje

Cartel de Bestias del Sur SalvajePuede resultar estimulante y poética, una fascinante carrera al espíritu de lo lirico. Puede llegar a hacerte sentir que estás en armonía con su bella fuerza. Crítica de la película “Bestias del sur salvaje”.

Nos adentramos en la historia de una niña Hushpuppy (Quvenzhané Wallis) que vive con su padre Wink (Dwight Henry) en un lugar aislado del mundo. En el Sur del planeta, el nivel de las aguas está subiendo vertiginosamente y todos los diques se hunden. Al mismo tiempo, los animales salvajes vuelven de sus tumbas.

Benh Zeittlin opta por ocuparse más en bosquejar una buena distribución argumental fuera de lo que sobreviene en el interior de los personajes y lo muestra con naturalidad, en sus manos la niña resulta tan sorprendente como todo el entramado de “Bestias del sur salvajes”, una película confusa, consistente y calculada, dirigida a determinados sectores de espectadores, abiertos a recrearse en atmósferas poco habituales que impulsan personajes y ambientes desoladores.

Los actores, en su mayoría no profesionales, están fantásticos. La niña principal es un descubrimiento por su naturalidad, pero sobre todo, porque acentúa una ternura que enamora a la cámara con cada aparición y hace que creamos a su personaje sin tantear dudas. Benh Zeittlin y Luci Alivar trabajan un modélico guión sirviendo como eje a una dirección superlativa en la que no se consienten exuberancias, cada plano dura lo necesario, y los momentos en los que la cámara debe ser rigurosa están pensados para transmitir impresión buscando siempre complementar una narración que es sencillamente un sonido de brisa. La música de Dan Romer y Benh Zeittlin una exaltación de la tranquilidad y una invitación a dejarse llevar y acompañar. La fotografía de Ben Richardson nos invita a que viajemos por un recorrido que reúne pureza, frescura y naturalidad, el sentido de la imagen flexible y preciosista que dota la representación de un calado sensitivo que va más allá del paisajismo de postal. Menos empecinada es la aparición de los distintos seres surrealistas que hacen acto de presencia en momentos clave de “Bestias del sur salvaje”, con el mejor propósito e imaginación pero sin ayudar a materializar en imagen lo dispuesto desde la entelequia que transporta el guion.

Consigue convencer por ese puñado de verdades humanas que transpiran sus graníticas escenas siempre verosímiles y sensibles, sin forzar jamás el registro sentimental.

Solo hay que mirarla con interés y sabiendo que no es cine comercial.

 

Ganadores de la XXVII edición de los Premios Goya

Foto: Xombit

Foto: Xombit

La gran triunfadora de la XXVII edición de los Premios Goya fue “Blancanieves” con diez Goyas, seguida de “Lo imposible”, con cinco y “Las aventuras de Tadeo Jones”, con tres. “Grupo 7” consiguió dos estatuillas y “El muerto y ser feliz” y “Una pistola en cada mano”, una. Concha Velasco recibió el Goya de Honor.

Aquí podéis ver algunas de las cosas que dejó la gala y que he podido encontrar. (En RTVE.es podéis encontrar más vídeos e información).

.

Mejor película

Blancanieves

Mejor dirección

– Juan Antonio Bayona por Lo imposible.

Mejor dirección novel

– Enrique Gato por Las aventuras de Tadeo Jones.

Mejor interpretación masculina

José Sacristán por El muerto y ser feliz

Mejor interpretación femenina

Maribel Verdú por Blancanieves

Mejor interpretación masculina de reparto

Julián Villagrán por Grupo 7

Mejor interpretación femenina de reparto

Candela Peña por Una pistola en cada mano

Mejor actor revelación

Joaquín Núñez por Grupo 7

Mejor actriz revelación

Macarena García por Blancanieves

Mejor guion original

Pablo Berger por Blancanieves

Mejor guion adaptado

G. Magallón, I. Del Moral, J Barreira y otros por Las aventuras de Tadeo Jones

Mejor música original

Alfonso Vilallonga por Blancanieves

Mejor canción original

Blancanieves

Mejor dirección de producción

Sandra Hermida Muñiz por Lo imposible

Mejor dirección de fotografía

Kiko de la Rica por Blancanieves

Mejor montaje

Bernat Villaplana, Elena Ruiz por Lo imposible

Mejor dirección artística

Alain Bainée por Blancanieves

Mejor diseño de vestuario

Paco Delgado por Blancanieves

Mejor maquillaje y / o peluquería

– “Blancanieves” 

Mejor sonido

“Lo imposible”

Mejores efectos especiales

“Lo imposible”

Mejor película de animación

“Las aventuras de Tadeo Jones” 

Mejor película documental

“Hijos de las nubes. La última colonia” 

Mejor película iberoamericana

Juan de los muertos

Mejor película europea

Intocable 

Mejor cortometraje de ficción español

“Aquel no era yo” 

Mejor cortometraje de animación español

“El vendedor de humo” 

Mejor cortometraje documental español

“A story for the Modlins”

 

A %d blogueros les gusta esto: