The Crazies – 2010

Se apagan las luces y suena el tema de la productora, yo, sentada, patéticamente agarrada al asiento, atónita, incapaz de hablar ni de moverme, hemos decidido pasar a ver una película de miedo “The Crazies” y no soy amiga de este género, pero la mayoría lo eligió así,  y, bueno, no ha sido tan mala la experiencia.

“The Crazies”,  de Breck Eismer, es un remake de otra película que ya se hizo en el año 1973, el guión lo ha adaptado Scott Kosar y Ray Wright, y la música es de Mark Ishan.

La película con una luz espléndida, empieza mostrando las casas de toda una calle comidas por las llamas, a la vez, una voz en off nos avisa  de lo que ocurrió dos días antes. Es el primer día de primavera, Ogden Marsh es un pueblo de Texas con una cantidad de 160,000 habitantes, en estas fechas se disputa una ya famosa competición deportiva, asisten a ello numerosos vecinos y el Sheriff Dutton, que animadamente habla con todos y cada uno de sus paisanos. De repente el partido de baseball se queda parado pues a salido al campo un espontáneo, es Rory todos le conocen y le quieren, pero lleva una escopeta en la mano, el Sheriff trata de disuadirlo invitándole a que entregue el arma, pero Rory no razona, al final  tiene que matarlo en defensa propia. Todo empieza a tornarse sospechoso, las gentes parecen distraídas, con la mirada en el infinito y sin reaccionar a ningún estimulo, otro vecino: Nell, encierra a su esposa y a su hijo en su casa y le pega fuego. En fin, una serie de sucesos que harán temblar el  tranquilo lugar.

Breck Eismer le ha sabido imprimir energía a este film, aunque lo mejor son los primeros cuarenta y cinco minutos, no llega a aburrir en ningún momento, la trama nos mantiene atentos al relato ya que hay en ella una inquietante intriga de fondo donde todo baila con una gran tensión de amenaza constante, tremendo dilema el de esta historia, o acaban con tu vida o tu matas sin pensarlo a diestro y siniestro a todo el que se le pongan los ojos en blanco o le salgan granos en la cara. Yo, salí del cine viendo zombis por todos lados.

No es una gran película del género de zombis, pero tanto su magnetismo  como su solidez la hacen llevadera.

La fotografía de Máxime Alexandre llena de luminosidad todo el recorrido de esta propuesta de terror, lo resalto muy particularmente pues es el apoyo más grande que tiene esta cinta.

En cuanto a la idea moderna de hacer remakes de casi todas las películas que hace años tuvieron éxito, me parece una falta enorme de creatividad y una fea forma de sacar dinero fácil y rápidamente, aunque en honor a la verdad debo decir que hay momentos en esta nueva película que superan  a la original.

Lo que destaca: el actor Timothy Olyphant (Escapada Perfecta) que con su interpretación logra sumergir al espectador en el caos de ficción que propone. Junto a él, como su esposa Radha Mitchell (Los sustitutos).

Señores del cine, innoven, creen, fundamentalmente cine, este magnífico fenómeno comunicativo y satisfagan nuestro deseo de disfrutar de él…

Ahí está el trailer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: