Dos canguros muy maduros

Desde América nos llega este film, conducido por Walt Becker, un director que al escuchar su nombre nos ponemos sobre aviso pues su anterior película “Cerdos Salvajes”, ya nos dejó un mal sabor de boca. Aún así, le damos otra oportunidad, pasando a ver “Dos Canguros muy Maduros” y ésta es la historia…

Un divorciado con muy mala suerte en el amor y un soltero divertido son amigos y están a punto de hacer el negocio de sus vidas, pues la empresa donde trabajan va a firmar un contrato millonario con otra firma japonesa importantísima. Sin embargo, todo se paraliza cuando tienen que hacerse cargo de dos chicos mellizos, niño y niña, una labor para la que no están preparados. Por ese motivo van del caos a la ruina. Pasan mil peripecias desastrosas, y también descubrirán, cosas positivas que hasta ahora no habían vivido.

La trama es totalmente sorprendente, pero no en el sentido bueno de la  palabra, porque si  John Travolta (Desde París con amor) y Robin Williams son dos actores mayores y se les da un guión coherente, no hacen el ridículo tan bochornoso que aquí vemos. Pero si trabajan en el guión del que estamos hablando, entonces no los salva nadie de caer en la estupidez más brillante. ¿Por qué dos actores de esta talla se agarran a un trabajo así? Todavía a Travolta lo podemos justificar porque ha metido en la película a su esposa y a su hija, pero… y Williams, en qué piensa. Con la buena imagen que tenemos de él a través de tantos personajes entrañables que ha representado. La película es pasmosamente tonta, parece que lo que en realidad pretende es dejar una mala imagen de estos dos buenos actores, es una imbécil y mezquina farsa, una patochada, que duele por la vergüenza ajena que produce.

Lástima, pero estamos en fiestas navideñas, días en los que se visitan las salas del cine con más asiduidad. Esto es una comedia y no debo dejar una crítica tan fulminante, pues lo mismo alguien puede decir que le ha gustado, que se ha reído mucho, que paso un rato fenomenal viéndola,… pues todos mis respetos, además así ya justifica el precio de la entrada, pero a mí sólo me ha servido para borrar de mi mente durante una hora y pico todo el encanto de estos dos brillantes actores Hollywoodienses.

Una cinta de malogrado guión, que no logra enganchar con su insípido y apagado trazado.

Calificación un tres de diez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: